Trufas de Chocolate y Coco

  • Trufas de Chocolate
    Tradicional

  • Trufas de Chocolate
    con Café

  • Trufas de Chocolate
    con Licor

  • Trufas de Chocolate
    con Nata

  • Trufas de Chocolate
    con Almendras



  • "Trufas de Chocolate y Coco"

    Receta de Trufas de Chocolate y Coco


    Aprende cómo se preparan unas deliciosas trufas de chocolate y coco con la ayuda de esta receta, que te traemos de forma detallada a continuación. Ya verás que es una receta que merece la pena probar, y que no te costará mucho trabajo hacerla.



    Ingredientes:

    - 250 gramos de chocolate para postres
    - 25 gramos de mantequilla sin sal
    - 200 ml de nata para montar
    - 50 ml de café negro recién hecho
    - Coco rallado




    Preparación:

    Seguro que la mayoría de nosotros hemos comido alguna vez trufas de chocolate y coco, ya que son unas de las más tradicionales y fáciles de encontrar en pastelerías y supermercados incluso. Son unas trufas riquísimas porque el sabor combinado del chocolate y el coco es realmente sabroso. Si quieres aprender a hacerlas, aquí te detallamos la receta paso a paso.

    Le vamos a dar un toque de café a nuestras trufas de chocolate y coco, así que antes de nada vamos a hacer un poco de café en la cafetera, de la forma que lo prepares normalmente, a tu gusto. Una vez lo tengas listo, aparta unos 50 mililitros para hacer la receta. A continuación vamos a poner a hervir la nata para montar en un cacito a fuego suave, para que se vaya calentando poco a poco.

    Mientras esperamos que hierva la nata, troceamos el chocolate en trozos, para facilitar su fundición posterior. Cuando la nata comience a hervir, en ese momento apagamos el fuego y agregamos al cacito el café, un par de cucharadas de coco rallado y los trozos de chocolate, y removemos bien hasta que todo se mezcle de forma homogénea formando una mezcla cremosa pero espesa. La vertemos sobre un recipiente que podamos meter en el frigorífico y lo dejamos allí un par de horas para que se compacte bien.


    Una vez las tengamos fuera del frigorífico, empezamos a preparar las bolas, para lo que podemos usar una cuchara de helados si tenemos, o bien usar una cuchara normal y las manos para conseguir unas trufas bien redondas. Al acabar ya sólo nos quedaría pasarlas por otro poco de coco rallado para cubrirlas bien, y dejarlas en la nevera hasta la hora de servirlas, para que no se derritan.